Caminante, son tus huellas el camino, y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar…

Es ese mismo andar el que conforma nuestro yo presente y ese yo futuro que tarde o temprano seremos.